¿Qué hay acerca de los huesos de tu perro?

La debilidad de la pierna es una señal de que su perro tiene una lesión, un estrés físico causado por la obesidad, un trastorno esquelético o una condición anatómica que causa dolor (como la pata de proa). Tomar medidas activas para mantener fuerte el sistema esquelético de su perro es la clave para la movilidad y el confort. En esta noticia, usted aprenderá los signos comunes de debilidad de la pierna trasera en los perros, algunas posibles causas, y algunos consejos para fortalecer el sistema esquelético de su perro.

Señales de debilidad en las piernas del perro


La debilidad puede afectar las patas delanteras y las patas traseras de un perro, pero es más común en las patas traseras. Esto se debe a que ciertas condiciones relacionadas con la médula espinal y las vértebras pueden presentarse como debilidad en las patas traseras de un perro. Cuando un perro tiene un problema relacionado con la cadera, esto también aparece como debilidad en las patas traseras de un perro. Si usted ve cualquiera de estas señales, es posible que su perro está experimentando la debilidad de la pierna:

  • El perro esta cojeando
  • Piernas traseras del perro temblando o temblando
  • Las patas traseras del perro se están derrumbando o dando
  • Perro no dispuesto a caminar o correr por largos períodos de tiempo
  • Perro vacila en subir escaleras o colinas
  • Perro incapaz de saltar sobre o fuera de los muebles

Mi perro tiene piernas débiles. ¿Esto es normal?


Si la debilidad de la pierna es provocada por el envejecimiento natural, entonces puede ser normal en los perros mayores (perros de más de 7 años de edad). Cuando los perros envejecen, sus cuerpos se vuelven menos capaces de reponer y reconstruirse. Esto puede resultar en piernas más débiles, ralentización, y menos resistencia (al igual que las personas cuando envejecen). Mientras que la desaceleración relacionada con la edad es normal, las piernas que se desmoronan, las piernas temblorosas y el dolor extremo no son normales y requieren atención veterinaria.

Usted puede leer más sobre la debilidad de la pierna posterior del perro senior en nuestro blog. Incluso si su perro está sano y está bien en términos de movilidad, otros factores como el nivel de actividad, la nutrición y la obesidad todavía pueden desempeñar un papel en la determinación de si su perro sigue manteniendo fuertes huesos y articulaciones. La mejor manera de determinar si su perro tiene huesos y articulaciones fuertes para estar vigilante y reunirse con su veterinario para visitas de bienestar. Visitas de bienestar y chequeos preventivos anuales son importantes porque también pueden ayudar a tratar el tratamiento antes de que se desarrolle un problema.

La desafortunada realidad es que no todos los perros tienen huesos fuertes; Algunos perros, debido a la genética, la raza, el tamaño minúsculo o grande, o aún la edad, son susceptibles a los sistemas esqueléticos débiles o frágiles. Por ejemplo, los labradores son a menudo susceptibles a la displasia canina de cadera (una condición genética que resulta de una estructura anormal de la articulación). Usted puede leer acerca de esta condición y algunas opciones de tratamiento en nuestro post sobre la displasia de cadera en perros.

Del mismo modo, los cachorros de la rama de la taza de té, en toda su adorableness, puede muy fácilmente caerse de un sofá o una altura más alta y ser susceptible a las extremidades fracturadas. Incluso si su perro está sano y está bien en términos de movilidad, otros factores como la edad, el nivel de actividad, la nutrición y la obesidad pueden desempeñar un papel en la determinación de si su perro continúa manteniendo huesos fuertes. La mejor manera de determinar si su perro tiene huesos fuertes es estar vigilante y reunirse con su veterinario para visitas de bienestar.

Las visitas al bienestar y los chequeos preventivos anuales pueden ser importantes porque también pueden abordar el tratamiento antes de que se desarrolle un problema.

Las piernas traseras de mi perro están muy débiles. ¿Cuál podría ser la causa?


La desafortunada realidad es que no todos los perros tienen huesos y articulaciones fuertes; Algunos perros, debido a la genética, la raza, el tamaño minúsculo o grande, o aún la edad, son susceptibles a los sistemas esqueléticos débiles o frágiles. Por ejemplo, Labradores son propensos a desarrollar displasia canina de cadera (una condición genética que resulta de la estructura anormal de la articulación). Aprenda sobre esta condición y algunas opciones de tratamiento en nuestro post sobre la displasia de cadera en perros. Los cachorros de la raza Teacup, en todo su adorableness, son criados para ser tan pequeño que sus marcos a menudo no tienen la fuerza que hacen las razas más rugosas.

Cuando se trata de debilidad de la pierna trasera en perros en particular, la preocupación más seria es la mielopatía degenerativa (DM) o la enfermedad del disco intervertebral (IVDD).

  • Mielopatía degenerativa (DM) en perros: DM es una enfermedad que afecta a la médula espinal de los perros. Los caniches, los corgis, los boxeadores, y los shepards alemanes son susceptibles al DM, también conocido como enfermedad de la médula espinal. El inicio suele ser en los años de adulto (después de que un perro es de 7), pero también puede aparecer antes. DM comienza con una pérdida de coordinación (ataxia) en las extremidades posteriores. El perro afectado oscilará al caminar, nudillar o arrastrar sus pies. Las razas de perros que son susceptibles son boxeadores, pastores alemanes.
  • Enfermedad del disco intervertebral (IVDD) en perros: Esta afección afecta los discos entre la vértebra de la columna vertebral. IVDD puede causar dolor, daño a los nervios y parálisis.

En algunos casos, especialmente si la debilidad parece repentina o su perro comienza a cojear de la nada, la debilidad de la pierna también podría ser una lesión. Echa un vistazo a nuestro blog en 15 Causas de Cojear en perros, para aprender sobre lo que podría estar causando la debilidad de la pierna de su perro. A continuación, alinee una visita con su veterinario para un examen más detenido.

¿Cómo puedo mantener los hueso de mi perro saludables?


Así como un programa de estilo de vida saludable (por ejemplo, ejercicio y buena nutrición) puede ser beneficioso para los seres humanos, tomar medidas para mantener el hueso y la salud de las articulaciones de su perro ayuda. La mayoría de los trastornos de huesos y articulaciones no tienen una cura, por lo que debe seguir las instrucciones de su veterinario con respecto a las opciones de tratamiento. Pero eso no significa que no hay medidas de bienestar que también puede tomar en casa para asegurarse de que está proporcionando buen hueso y apoyo articular a su perro. Echa un vistazo a nuestro vídeo a continuación sobre 5 maneras de fortalecer el hueso de su perro y las articulaciones.

  • Ejercicio: Los perros necesitan ejercicio para mantener su ánimo, sus corazones fuertes, y sus huesos y articulaciones lubricados y en movimiento. Si usted es un profesional ocupado o vive en una casa sin patio, trate de programar su perro para un día de perro de campamento 2-3 veces a la semana. Esto les dará la oportunidad de socializar con otros amigos peludos y obtener alguna actividad lúdica. Durante los meses calurosos de verano, también puede llevar a su perro a la playa del perro (eche un vistazo a nuestro post en las mejores playas de perro), diviértase jugando a buscar en el patio trasero (echa un vistazo a nuestro puesto en Seguridad de patio trasero para perros) Al parque del perro después del trabajo. Jugar, caminar y correr son los ejercicios típicos para un perro, y lo necesitan como necesitamos visitas al gimnasio.
  • Nutrición: ¿El hueso es un banco mineral y adivina de dónde provienen esos minerales? La dieta de su perro. Un alimento de perro de alta calidad, que es completo en vitaminas, minerales, proteínas y lípidos, es clave para asegurar que su perro se mantenga saludable. Particularmente cuando viene a la nutrición para los perros mayores, asegurarse de que los huesos y las articulaciones están recibiendo el apoyo nutricional adecuado hará toda la diferencia. El Internet está lleno de blogs que le ayudarán a determinar el alimento adecuado para su perro, muchos de los cuales son revisados en el sitio imparcial Dog Food Advisor. También puede mirar en la cocina en casa para su perro o encontrar una opción semi-cocinado de entrega de alimentos para su perro, pero esto debe hacerse en conjunto con su veterinario para asegurarse de que todos los requisitos nutricionales están satisfechos. Ciertos desequilibrios nutricionales, como el calcio insuficiente o excesivo, pueden causar problemas óseos y debilidad en los perros.
  • Monitoreo del peso: Los huesos proporcionan la estructura y permiten el movimiento, pero también llevan el peso. Como resultado, la comodidad y la condición del sistema esquelético de su perro a menudo depende del estrés puesto en los huesos y las articulaciones de su perro. La obesidad del perro es un problema serio. A pesar de que su compañero regordeta puede parecer lindo, el peso extra puede afectar negativamente su marco esquelético. Mantener un peso saludable y evitar la obesidad es una de las mejores maneras de mantener los huesos de su perro fuertes y evitar el desarrollo de problemas óseos y articulares o agravar condiciones preexistentes. Su veterinario y simple investigación en Internet puede ayudarle a determinar si su perro tiene un peso saludable.
  • Chequeos de Bienestar: Es más rentable y eficiente evitar que algo se desarrolle o empeore que tener un enfoque reactivo para los problemas óseos y articulares. Cirugías y curación de fracturas pueden costar miles de dólares y poner a su perro en un miserable escenario de recuperación de cabeza de cono. Muchos problemas relacionados con los huesos se pueden monitorear o evitar a través de chequeos de bienestar. Programe chequeos anuales para perros sanos jóvenes y programe chequeos más frecuentes para perros mayores o perros que tienen condiciones existentes. Muchos veterinarios de renombre ofrecen planes de bienestar, donde una cuota anual cubrirá atención médica integral, desde visitas ilimitadas a la oficina, vacunas rutinariamente recomendadas, exámenes físicos comprensivos y detección precoz de enfermedades graves.
  • Agregue un suplemento de huesos y articulaciones de alta calidad para perros: Si bien un suplemento no es un tratamiento o una cura para cualquier trastorno de huesos y articulaciones, la suplementación puede ser útil para proporcionar nutrientes que soporten el hueso y las articulaciones de un perro.